Redactar una propuesta según la oferta de trabajo

Publié le - Dernière modification le

¿Estás frente al ordenador y no sabes ni cómo redactar una propuesta para esa nueva oferta de trabajo freelance? Escribir una carta de presentación o un resumen de tus portentosas cualidades es de las cosas que más perecita nos da al solicitar para freelances. Pero si estamos atent@s a dichas ofertas de trabajo, muchas también nos pueden dar información de qué tipo de empresa nos contrataría precisamente por cómo están redactadas. Cada vez es más común que se tomen ciertas licencias a la hora de buscar al "más creativo e ingenioso" y para ello, hay ofertas bastante curradas en el arte de escribir. Incluso algunas pecan de "sobradas". Si nos ponemos a analizar los requisitos de algunas de estas ofertas encontraremos una gama cromática muy diferente entre unos anuncios y otros. Ello nos ayudará a elegir el color con el que darle un toque diferente y destacado a la hora de redactar una propuesta y así ofrecer nuestra mejor presentación de nosotros.

Dime cómo es el empleo y te diré cómo redactar una propuesta

1. Las ofertas sobrias (y sosas)

Seguramente quien escribió la oferta no tuvo mucho tiempo para esmerarse, por lo que podrás intuir que si eres el nuevo fichaje de la empresa, vas a tener que trabajar duro pues el tiempo es oro para ellos. No obstante, que ellos sean breves en su anuncio no implica que tú no te lo curres. Sé escueto pero informativo. Ve al grano y explica con brevedad tu experiencia laboral, incluso de forma esquemática y que con un golpe de vista vean que eres capaz de ser conciso pero contundente.

2. Las ofertas utópicos de caza-talentos

Sí, amigo. Esos anuncios que piden mucho y no dan nada. Aquellos que, en el fondo, se sabe que  sus requisitos son imposibles de cumplir. Si te piden más de 5 años de experiencia, trilingüismo y un montón de habilidades tienes que tener en cuenta que ¡es una trampa! Lo único que pretenden es cribar el número de demandantes de empleo y buscar a los más valientes. ¿Y tú ibas a ser menos? Ponle valor, que ya se sabe que la jeta es algo muy español. Escribe tu propuesta con seguridad y sin mencionar tus puntos débiles. Destaca tus habilidades y peca de sobrado al venderte. No se trata de mentir sino de destacar tu talento y entusiasmo.

3. Las ofertas creativas

En las industrias culturales el factor del imaginario cobra gran importancia para muchas empresas. No buscan experiencia, sino frescura y creatividad. Para ello, dan ejemplo e invitan a un reto: ¿ y cómo redactar una propuesta así? pues de forma original con nuestra carta de presentación. Para ello, tenemos que destacar sobre el resto de candidatos. Personalmente, para estos proyectos, yo suelo presentarme como  "periodista molona"  o  algo que tenga que ver con la oferta que han publicado. No es ir de listillo; es querer llamar la atención. Asimismo en el cuerpo del mensaje puedes escribir de una manera más coloquial, haciendo algún tipo de montaje fotográfico o vídeo que demuestre cuán original y loco eres. Si no te cogen, al menos se echarán una risas. Trabaja protegido

4. Las ofertas políticamente correctos

Siempre empiezan con un "Importante empresa..."  o "Se solicita". Sus anuncios son básicamente los de toda la vida. Buscan productividad y resultados. No esperes de ellos una palmadita en el hombro por mandar tu propuesta. Quieren que seas correcto, educado y clásico. No se te ocurra encabezar el e-mail con un "hola", sino con un "a la atención de". Cuida especialmente las faltas de ortografía y muéstrate serio en tu composición. Ellos no se andarán con chiquitas. Seguramente tu jefe te doblará la edad y eres tú quien se tendrá que adaptar al salto generacional. Escribe cerca de un diccionario de sinónimos que te inspire con palabras duchas y grandilocuentes. Les encantará tu pedantismo.

5. Las ofertas que parecen salidas de la publicidad de la TV

¿Quieres trabajar en una empresa joven y dinámica? ¿Te consideras un apasionado del mundo de.... bla bla bla. Anuncios con preguntas retóricas que solo quieren como respuesta un "sí, quiero". Buscan gente que esté harta de buscar y no encontrar. ¡Te buscan a ti! Y por eso has de responder entusiasmado y con la mayor brevedad posible redactando un e-mail que cuente tu vida en verso y vean que encajas en su oferta de empleo. Tienes que demostrar que es una gran oportunidad estar dentro de sus filas. Puedes incluso permitirte alguna exclamación en el cuerpo del mensaje y un saludo con emoticono incluido al finalizar    ;-) Banner colaboración Redacción

Souscrivez maintenant pour des mises à jour hebdomadaires

Restez à jour avec les meilleurs articles de la communauté Freelancer. Souscrivez maintenant pour le meilleur contenu de Design, de Développement et de Freelancer chaque semaine.

Article suivant

Redactar bien: TOP 10 errores inaceptables