Modelos de propuestas de valor (Precio, Reducción de Costos, Reducción de Riesgo) - Capítulo 3

Publié le - Dernière modification le

Hoy terminamos la serie de posts dedicadas a modelos de negocio con diferentes propuestas de valor. Podréis ver que todas ellas están relacionadas con el precio y la reducción de riesgos. Lo cierto es que a la hora de valorar cuál es la propuesta de valor y el precio que se le da hay que tener muy presente que estamos en la era del lowcost, con hipercompetencia,y que todo lo que conlleva un precio ajustado, que permita ahorrar costos al cliente y reducir riesgos de costes añadidos, tendrá una aceptación mucho más alta por el mercado. Ahí van los tres modelos:
  • Precio: ofertar productos similares a un precio reducido es una forma de llegar a clientes que son sensibles al precio. Aerolíneas como Ryanair, productos de supermercados de marca blanca… todos ellos se están quedando con una cuota importantísima del mercado ante la impotencia de sus competidores que no saben destacar su propuesta de valor en producto o servicio para competir con sus precios. ¿La razón? El modelo de negocio está en el precio!
  • Reducción de costos: la crisis mundial ha contraído el consumo de todos los productos o servicios, perdón, ¿todos? No!. La venta de servicios y productos que ayuden a reducir costes es una manera importante de crear valor. Un ejemplo muy claro: Salesforce.com .
  • Reducción de riesgo: reducir el riesgo de costes extras con garantías, mantenimientos incluidos, SLA’s exigentes… Lo que en términos de marketing conocemos gracias a Philip Kotler como el producto ampliado.  Pregunta a los Freelance: ¿Cuánto pagaríais a vuestra compañía de internet para que os asegurara una línea que no falla nunca o si no te pagan por cada hora de sin internet?
Con estos tres capítulos hemos terminado la serie de modelos de negocio con distintas propuestas de valor. Por si no has leído las otras, las puedes consultar en este mismo blog en nuestra sección de emprendeduría. Esperamos que os hayan sido útiles y que haya servido para que identifiques dónde reside tu propuesta de valor, porqué, ¿la tienes clara, no? ¡Nos vemos en la nube!

Article suivant

Ya es posible trabajar en la ‘nube’