Cómo convertir un blog en un negocio digital

Publié le - Dernière modification le

Los blogs se han convertido en un medio de comunicacióna vez más habitual tanto en particulares como empresas y emprendedores. Y es que son una excelente forma de tener presencia en la web y compartir contenidos hacia un público potencialmente ilimitado.

Una mirada rápida a la blogosfera nos revela rápidamente la enorme diversidad de blogs que existen: blogs de viajes, ciencia, arte, actualidad, moda o tendencias, etc. Incluso bitácoras online con simples reflexiones personales.

La realidad es que cualquier tema puede ser de interés para un blog. Pero muchos de estos blogs, con el tiempo, se han convertido en auténticas minas de oro para sus propietarios. Esto se debe a las enormes posibilidades de monetización que existen para ganar dinero con un blog una vez este tiene un volumen de visitas elevado.

Requisitos para generar ingresos con un blog

En principio, cualquier temática es susceptible de generar ingresos y tiene el potencial de convertirse en un negocio online. El proceso lleva tiempo, pero los beneficios pueden ser enormes.

En primer lugar, es importante entender en qué momento es posible empezar a monetizar un blog. Los principales criterios serían:

1. Tener suficiente tráfico regular

A partir de unas cien visitas diarias (3.000 visitas al mes) se puede considerar un buen punto de comienzo. Lógicamente, cuantas más, mejor.

2. Disponer de una base de lectores/seguidores ya establecida

Adicionalmente, si se ha logrado crear una comunidad con un volumen elevado de usuarios que visitan y consultan el blog con regularidad, podremos compensar la falta de nuevos visitantes.

 

A partir de este punto, ya se pueden iniciar los pasos para empezar a monetizar el blog.

 

 

Formas para monetizar un blog con éxito

2. Monetizar el blog con servicios de terceros

Una vez nuestro blog está captando visitas, podemos poner en práctica distintos sistemas de monetización para empezar a generar ingresos con él.

Google Adsense

Uno de los primeros pasos más habituales es colocar algunos anuncios de Google Adsense.

Lo ideal sería comenzar solamente con unos pocos, asegurarse que son anuncios bien personalizados para los lectores del blog (y sus intereses), y tener cuidado con no sobrecargar la página.

Con el tiempo se podrá observar, a través de los datos analíticos, de qué forma los anuncios afectan al tráfico en el blog. Esto ayudará a la hora de adaptar los anuncios, su tipo y cantidad, con el objetivo de que produzcan los mejores resultados posibles.

Marketing de afiliación

Además, se puede aprovechar el marketing de afiliación mediante plataformas como Amazon, Clickbank y otras muchas. Una buena forma de hacerlo es mediante artículos, tutoriales y valoraciones críticas en el blog, sobre uno o varios productos que se podrán encontrar en estas plataformas, incluyendo el enlace personal de afiliado en el contenido.

De esta manera, cada vez que un lector del blog haga clic en el enlace y compre el producto, el afiliado obtiene un porcentaje de las ganancias.

Posts patrocinados

Otra forma de monetización es la de los posts patrocinados. Se trata de conseguir que determinadas marcas o plataformas paguen al dueño de un blog por un post/vídeo, a cambio de la visibilidad que eso les podrá proporcionar.

Esto seguramente requiera tiempo y dependerá mucho de la cantidad de seguidores que se tenga, pero es una manera de conseguir ingresos adicionales y dotar el blog de más contenido a la vez.

Algunas plataformas online para compra y venta de posts patrocinados son: Publisuites, Coobis, LowPost, SpaceContent y SeedingUp.

Contenidos relacionados

Finalmente, se puede incluir un plugin de artículos o contenidos relacionados en el blog. A través de plataformas como Taboola, Outbrain, Zemanta y otros, es posible colocar recomendaciones personalizadas para los lectores del blog. Cada vez que alguien acceda a esos artículos a través del blog se recibirá unos ingresos.

3. Monetizar el blog con servicios propios

Antes de realizar la inversión en tiempo y dinero necesaria para crear un producto propio, es necesario conocer bien el perfil de los seguidores del blog. Saber exactamente qué tipo de contenidos buscan y cuáles son sus necesidades relacionadas con la temática del blog.

Para conseguirlo, se puede utilizar Google Analytics para obtener una mejor idea de quién suele visitar el blog: su sexo, nacionalidad, edad, intereses, etc.

Todos estos datos serán de gran ayuda para entender qué tipo de personas responden mejor ante nuestros contenidos.

La finalidad de este primer paso, que es fundamental, es tener muy claro qué es lo que quieren los lectores del blog, para poder luego responder a esa necesidad con productos propios que la resuelvan.

A continuación, se puede crear un producto propio, como un libro digital o un curso, para promocionar y vender desde el blog. Esto se puede hacer directamente desde el blog, utilizando la facilidad de métodos de pago como Paypal, por ejemplo. 

Adicionalmente, se pueden ofrecer servicios remunerados desde el blog, relacionados con el tema y los conocimientos de los que se disponga. Por ejemplo una conultoría, realizar tareas online o de gestión, etc. Solamente será cuestión de especificar en el blog los servicios y los precios para cada uno.

 

Conclusión

Estas son solo algunas de las formas más conocidas para monetizar un blog. Lo normal es comenzar con los anuncios de Google Adsense, y a partir de allí ir ampliando el alcance del blog mientras se van diversificando las fuentes de ingresos.

De esta manera, y siendo constante y perseverante con el blog, se podrá convertir en un auténtico negocio online de éxito, siempre y cuando se esté dispuesto a mantener el blog actualizado, relevante e interesante para sus seguidores.

Publié 5 juin, 2018

pau4navarro

Blogger y especialista en comunicación

Apasionado del marketing digital y la comunicación, tanto online como offline. Me encanta viajar y perderme en cualquier lado. Creo proyectos que atraen personas y satisfacen sus necesidades.

Article suivant

How To Win More Projects As A Freelance Designer